Tags Posts tagged with "cliente"

cliente

0 317

Al final del día, hay que pagar las cuentas $$$.

Este artículo tiene el único propósito de presentar una problemática que tenemos muchos Freelancers de la Industria del Entretenimiento, ¿cómo hacemos valer nuestro trabajo y asegurarnos de cobrar el producto que le producimos a nuestros clientes?  

¿Alguna vez has hecho un contenido para un Cliente y este NUNCA TE PAGÓ?.

Al comienzo de mi carrera me pasaba con mucha frecuencia y tuve que cambiar mi estrategia para asegurarme de cobrar ese dinero.

Al final del día, hay que pagar las cuentas $$$.

Creo que es súper importante educar al Cliente y que estos entiendan el esfuerzo que conlleva realizar un trabajo como el que vas a realizar y la calidad que se obtendrá del producto final.

En muchas ocasiones los clientes no saben distinguir entre un trabajo audiovisual profesional y una que lo filma un amateur.

Para ellos un Video = a un Video.

Por estas y muchas razones más, es que te comparto 4 posibles estrategias que pueden ayudarte a defender el Valor de tu trabajo y cobrar ese dinero.

 

1) Haz una Hoja de Precios

Con el pasar del tiempo he reconocido la importancia de hacer una hoja de precios que desglose el costo de los servicios que ofreces. Esto simplifica la vida al Cliente y te la simplifica a ti.

Aunque reconozco que estandarizar precios en esta Industria es algo difícil, porque cada proyecto tiene sus propias particularidades, es importante poder tener una hoja que nos dé una guía de cuanto debemos de generar en un proyecto en particular.

Asegurate de que el Cliente conozca lo que le costará producir ese proyecto antes de realizarlo.

 

2) Presenta el Trabajo en Persona

La realidad es que es muy práctico enviar el producto final por el web, pero con esta práctica aumentamos las probabilidades de que el Cliente nos vire el trabajo y en adición, de que no esté consciente del esfuerzo que requirió producir dicho contenido.

En mi experiencia trabajando con Agencias de Publicidad y Clientes corporativos, es mucho mejor presentar el Producto Final en persona.

Con esta práctica podemos defender al momento el trabajo (si es que el cliente nos hace alguna observación), explicar al cliente el esfuerzo que tomó realizar el contenido y justificar las intenciones creativas que se implementaron en esa pieza audiovisual o fotográfica.

Esta práctica también nos permite interactuar con nuestros Clientes y ser más afines con ellos.

Es bien importante que tus clientes sepan que deseas colaborar mano a mano con ellos y que estas siempre dispuesto a correr la milla extra.

Usualmente cuando sobrepasamos las expectativas del Cliente, estos se alegran y están más dispuestos a pagarnos por el servicio prestado.

 

IMG_4261

 

Artículo Relacionado: 3 Cosas Que Desconocías Sobre Las Escuelas de Cine

 

3) Averigua Cómo Está el Mercado

No queremos ofrecer un precio ni muy alto, ni muy por debajo de lo que está en la Industria.

Averigua los precios de los servicios que ofrecen las Casas Productoras de tu País.

Llama por teléfono y hazte pasar por un cliente.

Pregunta cómo trabajan y cuales son sus costos de Producción y de Post-Producción.

Te sorprenderás de lo mucho que puedes aprender de la Industria haciendo estas llamadas.

 

4) Haz Un Contrato por Escrito

Es bien importante establecer una especie de contrato antes de hacer negocios. Esto reduce muchos dolores de cabeza y a la vez informa al Cliente qué esperar en el proceso.

Yo requiero siempre el 50% del monto total por adelantado. Esto me ayuda a pagar parte de los gastos de Producción (técnicos, renta de equipo, seguros, localidades, etc..).

El saldo final (el otro 50%) lo solicito al momento de entregar el proyecto.

En Puerto Rico lo llamamos: Dando y dando, pajarito volando. No te entrego el Producto Final, si no me pagas.

Te comparto el siguiente documento (.doc) para que lo utilices con tus clientes.

Ten la libertad de descargarlo y modificarlo a tu gusto.

OPRIME AQUÍ PARA DESCARGAR EL DOCUMENTO (.doc) 

Mi intención con este artículo es fomentar la discusión entre colegas sobre este tema.

Me gustaría conocer tu experiencia trabajando con Clientes ¿qué estrategias has utilizado para darle valor a tu trabajo y cobrar lo que es justo?

 

Crédito Foto: Word Swag 

0 1067

La Cruda Verdad.

Ayer una señora se me acerca mientras echaba gasolina a mi carro, me entrega un panfleto y me pregunta: Buenos días joven, ¿cómo ves el futuro de Puerto Rico? Tomo el panfleto, la miro a los ojos por un segundo y le respondo: Yo lo veo bien positivo.

Hubo un silencio por algunos segundos. Ella me mira algo sorprendida y me responde: Wao… ehh.. que bueno que pienses de esa manera. Y se marcha.

Me puse a pensar en lo ocurrido y llegue a la conclusión de que posiblemente no le conteste a la señora lo que ella quería escuchar. ¿Qué se supone entonces que le dijera? ¿Qué no hay solución? ¿Que esto no lo arregla ni el médico chino?

Me da la impresión que la percepción de la gente es que todo anda mal, solo hablan de lo negativo que ocurre y que no hay solución aparente a nuestra situación.

Lo mismo ocurre en la Industria del cine, he escuchado gente decir: “No hay trabajo”, “Ya no hay esperanza en la Industria”, “Todos los Productores están ansiosos porque no saben como van a pagar la renta el próximo mes”.

Estamos demasiados saturados de pensamientos y comentarios muy negativos – ¿Porque hoy día la Industria del Cine es tan difícil?

Entonces me viene la siguiente pregunta a la mente – ¿Y quien dijo que esta Industria ha sido fácil alguna vez?

Me atrevo a decir que nunca a sido fácil y tiene unos retos impresionantes.

Cuando me gradué de Full Sail University en el año 2007, tenía muchas ganas de hacer cine, tenia mucho entusiasmo, pero tenia un problema, no encontraba trabajo.

P3130063

No tenía dinero, no tenia experiencia y tampoco tenía contactos que me ayudaran a conseguir esa primera experiencia profesional. Atendí alguna que otra entrevista, pero nadie me daba empleo.

Muchos de los que se graduaron conmigo no pudieron entrar a trabajar en la Industria en ese primer año. Les tomó mucho tiempo, antes de tener esa primera oportunidad. Este es uno de los muchos retos.

Años atrás en la Industria, para poder hacer una película necesitabas tener entre $80,000 hasta 1 Millón de dólares para cubrir los gastos de equipo, personal, etc.. Se editaban las películas en un estudio de edición utilizando el sistema lineal Moviola o Steenbeck.

Eso de trabajar desde la casa como hacemos muchos de nosotros hoy en día, no existía.

Hoy día puedes tener acceso a softwares de edición como: Final Cut Pro X por $299.99, una cámara de cine Super 16 por $999 dólares, un sistema Davinci Resolve para colorizar tus imágenes por $999 dólares o puedes conseguir la versión lite gratis.

Hoy más que nunca es más FACIL entrar al negocio del cine. 50 años atrás era mucho más difícil.

Todos tenemos acceso literalmente a las mismas herramientas para narrar nuestras historias.

 

La Cruda Verdad 

No tengo la memoria de que al momento de considerarme para realizar un proyecto para un cliente me hallan hecho la pregunta: ¿Dónde obtuviste tu bachillerato? No recuerdo que me hallan hecho esta pregunta. Y eso que gasté $60,000 dólares para obtenerlo (luego en otro post hablo sobre esto).

Donde único me solicitaron mi bachillerato en Cinematografía es en la Universidad que actualmente ofrezco clases, en ningún otro sitio.

Así que nos toca cambiar la estrategia y re-inventarnos. Ya los diplomas, ni los premios ganados no nos garantizan trabajo. Los clientes ya no llegan a la oficina de esa manera. Esos tiempos pasaron.

Nuestra Industria esta en un constante cambio, hoy se encuentra aquí y mañana se encuentra allá.

Recuerda esta frase:

“Lo único que no va a cambiar es el cambio”.

Así que lo que funcionaba en el pasado, no necesariamente te va a funcionar en el futuro.

Tenemos que cambiar y movernos con la Industria, re-enfocarnos y pivotear nuestros esfuerzos de publicidad como individuos (o empresas) para sobrevivir.

En otras palabras, esta Industria será lo que tu hagas de ella. No hay excusas. No te quedes parado y mucho menos sentado, esperando a que algo ocurra porque sencillamente te quedarás atrás. Sé que suena fuerte, pero es la verdad.

Tenemos dos opciones, o nos quejamos de lo mal que esta la Industria, o nos enrollamos las mangas y comenzamos a re-inventarnos para lograr lo que queremos.

 

Ten en mente lo siguiente:

1). No te endeudes. No tomes prestado. Si no tienes el dinero en efectivo mejor no lo compres. Ahorra primero y cuando tengas el efectivo, compra.

No caigas en la trampa de lo que Robert T. Kiyosaki describe en su libro Papa Rico Papá Pobre como “La Carrera de la Rata”.

 

2). Se Positivo. La gente exitosa se pasa con gente que comparte actitudes positivas. No te pases con gente negativa.

Recuerda que eres el promedio de las cinco (5) personas con las que mas te rodeas. Así que asegúrate que sean personas positivas.

 

3). Habla menos, escucha más. Esto lo aprendí hace tiempo atrás y me ha funcionado. Cuando estés frente a un potencial cliente, no trates de lucir como el más interesante hablándole sobre lo genial que eres tu o lo genial que es tu trabajo.

Mejor muéstrate interesado en lo que él o ella tiene que decir. Pregúntale cuales son sus necesidades actuales como empresa, que conflictos son los que enfrentan actualmente, que problema se solucionaría con el servicio que les estas proponiendo.

 

4). Abre tu Mente a Posibilidades. Muchos de nosotros tenemos una visión restringida de lo que creemos es posible. A pesar de esto, te exhorto a que pienses en grande. Como dice el dicho:

“Dispara hacia la luna, aunque falles, aterrizarás en las estrellas”.

 

En mi humilde opinión, esta en ti lo que quieras hacer de esta Industria. Trabaja duro y abróchate el cinturón, va a ser un viaje lleno de turbulencias.

¡Éxito!