Así que tienes una gran historia para desarrollar un documental, pero no sabes donde comenzar. Todos los cineastas que conozco, aun lo más expertos, han estado ahí.

A pesar de que no soy el mega experto produciendo documentales, si te comparto algunos tips que he aprendido y que sobre todo me han ayudado para desarrollar proyectos de este género.

Te sugiero que leas este blog que escribí hace un tiempo atrás, el cual habla sobre como mantener viva la idea de un proyecto.

Aquí te comparto 7 tips que te ayudaran a desarrollar ese documental:

1. Define bien el concepto y mantente firme en él.

Esta es una regla sencilla, pero créeme que no vas a ser exitoso con el proyecto si una vez estas listo para filmar comienzas a cambiar el tema del documental cada cinco minutos. Deja de dudar sobre la idea del proyecto, o sobre las decisiones que tengas que tomar.

Escoge un tema en el cual te puedas identificar, que te apasione, que sientas que puedas hablar por horas largas y no cansarte. Un tema que sobre todas las cosas, pueda impactar la vida de las personas a las que va dirigido tu proyecto, tu audiencia.

Ron Hubbard, un pensador estadounidense, decía lo siguiente: “El arte se mide por el impacto emocional que pueda causar en la audiencia”.

2. Busca gente talentosa que te ayude

Ya tienes el tema que vas a desarrollar para el documental. Pero, ¿dónde empiezo? Primero busca gente talentosa que tenga las mismas ganas que tú de crear un nombre y una buena reputación en esta carrera. Háblales del proyecto, y persuádelos para que se unan al equipo.

Olvídate de tus egos (por alguna razón en esta industria es el pan nuestro de cada día) y no te sientas intimidado(a) por estar alrededor de gente que sean igual o más talentosa que tú.

Recuerda, no estamos compitiendo con nadie. Lo que queremos es que esta gente puedan traer lo mejor de ellos para hacer del producto final valioso uno mejor.

El conseguir personas que tengan los mismos interés que tu en progresar en esta carrera, te beneficia a la larga para el desarrollo de futuros proyectos.

3. Se persistente, acepta que el proceso será difícil.. así que trata de disfrutarlo

El proceso de filmar un documental es doloroso y casi de locos. Si estas pasando por este proceso por primera vez, es posible que pienses que eres el peor cineasta que ha existido en el planeta y que nadie va a ver la porquería que estas haciendo.

Este pensamiento de autodestrucción es normal, me ha pasado. Aunque no lo creas, es parte del proceso de filmar una historia para una película o para un documental.

Lo importante es que aprendas a disfrutarte el proceso, porque así te mantendrás motivado(a) a terminar el proyecto.

Un documentalista llamado Amar Wala decía: “Tengo que aprender a abrazar la locura y disfrutarme el proceso mucho más.

4. Escucha la critica aunque…

Siempre es bueno escuchar la critica constructiva y la retroalimentación que alguien nos pueda dar. Pero ten en mente, que en este momento del proceso, tu te encuentras cuestionando tus propias decisiones creativas.

Es por esto, que debes de estar bien claro de cual es tu visión y cuales son tus intenciones con el proyecto.

5. Ten un mentor

Siempre es buena idea tener un mentor y más aun cuando se esta comenzando. Nadie nace sabiendo. Busca un mentor que tenga experiencia produciendo documentales y busca su retroalimentación (feedback).

Es fácil cometer errores en el camino y ciertamente la experiencia que te pueda compartir un mentor puede ser muy valiosa.

6. Si no tienes dinero, NO te endeudes

Mi filosofía es la siguiente, todo trabajo audiovisual es un producto. Como productor de un proyecto cinematográfico, debo de asegurarme de hacer ese producto al menor costo posible.

No es tampoco que vamos a pasarnos de listos y tomar ventaja de algún talento o miembro del crew pagándole menos, pero ciertamente debo de ser juicioso al momento de gastar.

No utilices tu tarjeta de crédito para filmar el proyecto, ni tampoco tomes prestado. No te endeudes. Esa es una jugada muy riesgosa y que no garantiza el éxito de un proyecto.

¿Qué garantía tienes de que puedas vender el proyecto y recuperar lo invertido?. Utiliza mejor el dinero efectivo que tienes a la mano, siempre pensando en que si invierto cinco dólares, quiero recuperar al menos tres veces esa cantidad.

7. Deja las excusas y empieza a grabar

Ahora mismo es el mejor momento para que tomes tu cámara y comiences a grabar ese proyecto que siempre haz querido. Como dice el refrán: “Las excusas solamente satisfacen al que las da”.

Así que no lo pienses tres veces. ¿Cuándo comenzamos?

ARTICULOS RELACIONADOS

COMENTA

Escribe tu Opinión